lunes, 17 de mayo de 2010

"Yo no sé si mañana podré levantarme de la cama"

Un 2,4 por ciento de la población padece esta enfermedad y en Menorca hay 52 personas que perciben la ayuda de la Lliga Reumatològica

http://www.menorca.info/resources/archivos/2010/5/17/12740481807247_3COLHJPGdn.jpg
Superación. Muñoz y Adrian le sonríen a la vida, a pesar de todo - D.R.B.

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), la palabra fibromialgia significa "dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones) y se caracteriza por dolor generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos). Este dolor se parece al originado en las articulaciones pero no es una enfermedad articular".

El reumatólogo del Hospital Mateu Orfila, Pau Lluch, explica, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Fibromialgia y la Fatiga Crónica, que esta enfermedad "es el paradigma del dolor crónico. La persona padece dolor por todo el cuerpo y de una forma continua, además de una gran fatiga". Se dice que la fibromialgia afecta a un 2,4 por ciento de la población mundial. En Menorca, se acogen a la ayuda que ofrece la Lliga Reumatològica 52 personas.

Una de ellas es Núria Adrian, de 54 años, quien explica que hace 20 años que tiene contracturas por todo el cuerpo, aunque está diagnosticada desde el 2007.

"Hay días que no puedo ni pasar la página del diario . Siento una gran impotencia por no poder hacer todo lo que hacía antes, o lo que me gustaría hacer", comenta Adrián, quien trabaja en el Ayuntamiento de Sant Lluís y reconoce haber recibido mucho apoyo por parte de sus compañeros de trabajo.

"Yo sé que hay gente que dice que soy rara, sobre todo los que no me conocen, pero también soy consciente de cuales son mis limitaciones", agrega.

Muy diferente fue la reacción que obtuvo Manuela Muñoz, de 42 años, a la que le diagnosticaron fibromialgia hace 4 años: "cuando lo conté en el trabajo, mi jefe me dijo que sobraba, que ya no le era útil".

Muñoz logró que le reconocieran una discapacidad del 58 por ciento, pero esto más que ayudar, comenta, lo que hace es perjudicar, puesto que "cuando voy a buscar trabajo y ven la discapacidad, suelen decirme que no soy apta".

El problema de esta enfermedad, explica Muñoz, "es que yo no sé como estaré mañana ni si me podré levantar de la cama".

Cambio de vida

"Tengo que ponerme el despertador una hora antes para levantarme, y aún así, hago una serie de ejercicios", agrega Muñoz.El tratamiento para la enfermedad consiste en una "mezcla de antidepresivos, calmantes, estimulantes y relajantes", explica Adrian, aunque también reconoce que no hay un tratamiento específico, y a ella le fue bien probar los alimentos macrobióticos.

"Ahora ya no me puede hacer la comida, y es mi marido el que se encarga de la casa", comenta Adrian.

Xisca Cabrisses, vocal de la Lliga Reumatológica de Menorca, admite que el apoyo que se da a los afectados es poco, "porque normalmente vienen cuando la enfermedad esta muy avanzada, tardan mucho en diagnosticarla. Pero hacemos lo que podemos. Les ofrecemos apoyo psicológico y clases de gimnasia".

Tanto Adrian como Muñoz agradecen cualquier tipo de ayuda para seguir adelante a pesar de esta enfermedad, que no se ve ni se toca, pero se sufre en silencio.

Fuente: http://www.menorca.info/menorca/132533/se/manana/podre/levantarme/cama

1 comentario:

  1. Me ha impactado esa frase de "No sé si mañana podré levantarme". Es durísima. Te prometo hacer un post con ella y dedicarla a tu blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...