jueves, 13 de mayo de 2010

El 6% de la población gallega sufre fibromialgia y tarda años en saberlo

Algunos reciben el diagnóstico correcto una década después de los primeros síntomas

Cada vez que se levantan de la cama, empiezan los dolores, hormigueos, cansancio e inflamaciones. Nada más pisar la alfombra, los pies empiezan a dormirse. Y así todos los días, en una auténtica enfermedad del desgaste en la que sólo se pueden paliar los síntomas. Un 6% de la población gallega padece fibromialgia y el 96% de los pacientes son mujeres. "Desconocemos por qué nos afecta tanto a nosotras, detrás hay una investigación genética y hormonal", indica Montse Porto, presidenta de la Asociación de Fibromialxia e Fatiga Crónica do Noroeste (Affinor).

Ella misma nos puede relatar los síntomas de esta dolencia predominantemente femenina: "Tienes dolor en todo el cuerpo desde la mañana a la tarde, duermes mal, te levantas cansada, sufres rigidez matinal y pierdes el tiempo para ponerte bien". Las asociaciones de pacientes calculan que "en seis meses deberías recibir un diagnóstico, aunque el médico actúa por descarte de otros males como hipotiroidismo, artrosis, artritis". La presidenta de Affinor se ha encontrado incluso con "facultativos que no aceptan la fibromialgia en sus diagnósticos, te mandan al psiquiatra o al internista".

Y mientras, se acumulan los retrasos hasta crear situaciones dantescas. Algunos conocen que padecen fibromialgia años después de los primeros síntomas. Según Montse Porto, "hay gente a la que tardan 10 años en diagnosticarle la enfermedad, sus médicos piensan hasta ese momento que es una enfermedad psicosomática o depresión". Pero mientras tanto las víctimas ya notan las consecuencias laborales y personales: "Bajas el ritmo de trabajo, no puedes salir tanto ni ir a discotecas, los compañeros de la oficina te miran mal si realizas pequeños descansos". Tras el diagnóstico, el paciente sólo puede recibir tratamientos antinflamatorios y relajantes para mejorar los síntomas. "Cada persona necesita su tratamiento, pero está comprobado que las mejores terapias son las que te enseñan a relajar", puntúa Montse Porto.

Además de la dolencia, estas mujeres sufren "sentencias humillantes que nunca reconocen la fibromialgia como enfermedad incapacitante". Las afectadas del norte gallego decidieron concentrarse ayer en Ferrol. De recoger firmas por sus derechos sanitarios se encarga Montse Ces, que sufre fibromialgia "prácticamente desde que nací". No le detectaron la dolencia hasta que cumplió los 28 años, "pero padecía los síntomas desde pequeña, incluso me operaron la mandíbula dos veces debido al desgaste". A raíz de este conjunto de trastornos, Montse Ces se quedó "sin músculos en todo el cuerpo y por eso ando con bastones".

Esta ferrolana tuvo que dejar su puesto como electricista en Bazán. "Tras el diagnóstico, me dieron el alta porque no la consideraban como enfermedad incapacitante", admite. Y enumera la cotidianidad de su calvario: "No puedes ni coger al niño en el colo porque se te cae de los brazo, necesitas ayuda para cortar un bistec, se te nubla la vista y pierdes la memoria".

Fuente: http://www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/6-poblacion-gallega-sufre-fibromialgia-tarda-anos-saberlo/idEdicion-2010-05-13/idNoticia-546564/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...